Inicio / Blog / Category management: la gestión por categorías de producto

15-11-2017

Category management: la gestión por categorías de producto

¿Qué es?

El category management es un proceso de negocio compartido entre fabricantes y distribuidores que pretende gestionar, administrar y evaluar las categorías de producto como unidades de negocio independientes, enfocándose en entregar valor al consumidor para satisfacer sus necesidades y conseguir así un crecimiento rentable para la empresa.

 

Hoy en día, dentro de la gestión de producto debemos diferenciar tres conceptos:

  1. Categorías de productos: conjunto de todos aquellos productos que están destinados a un mismo fin dentro de un marco de actuación determinado. Su gestión de manera estratégica e independiente dará lugar al category management.
  2. Familia: grupo de productos que dentro de una misma categoría tienen, a su vez, un fin específico.
  3. Surtido: variedad y cantidad de productos que está en disposición de ofrecer las empresas a sus clientes.

 

Ejemplos

En la famosa marca de electrodomésticos Bosch, podemos diferenciar cuatro categorías de productos diferentes dentro de la familia de productos del negocio de Pequeño Electrodoméstico:

  • Preparación de alimentos
  • Planchado
  • Aspiración
  • Cuidado personal

Dentro de cada una de estas cuatro categorías encontramos diferentes grupos de productos:

  • Batidoras de mano, licuadoras, batidoras de vaso, tostadores, exprimidores, picadoras, cafeteras… en preparación de alimentos.
  • Planchas de vapor, de inyección o centros de planchado en planchado.
  • Aspiradores con bolsa o sin bolsa o de escoba en aspiración.
  • Planchas de pelo, secadores o básculas en cuidado personal.

El surtido lo conformarán todas las variedades de batidoras de mano que se ofrezcan, por ejemplo.

 

¿Qué hace el/la category manager?

Un category manager, también denominado CATMAN, se encarga de gestionar una o varias categorías de producto como unidades estratégicas de negocio diferentes y su objetivo es satisfacer las necesidades y requerimientos del consumidor a la vez que consigue altos beneficios para la categoría.

El CATMAN debe analizar enormes cantidades de información: investigación de mercado, información de punto de venta, comportamiento y necesidades del consumidor. Con esta información se identificarán las categorías y sus correspondientes características, sus consumidores, las tendencias… para así poder llegar a los insights (hallazgos). Con los insights obtenidos se conformará la base de una estrategia para impulsar el crecimiento de la categoría, lo que beneficiará tanto al minorista como al proveedor.